Oftalmología pediátrica | La Arruzafa

Problemas de visión > Oftalmología pediátrica

Oftalmología pediátrica

En la oftalmología pediátrica, los problemas de visión que afectan a los menores incluyen la ambliopía (“ojo vago”), la obstrucción de la vía lagrimal, el ojo rojo, así como las cataratas congénitas, la retinopatía de la prematuridad, el glaucoma congénito, la persistencia de vítreo hiperplásico primario o las malformaciones congénitas. Igualmente hay diversos tipos de estrabismo que afectan tanto a los niños como a los adultos.

Todos los niños deben de ser revisados, aunque no se les note nada, hacia los 3 años de edad, siempre antes de los 4 años, ya que si existe una ambliopía (“ojo vago”), que es una pérdida de visión que puede ser grave, en esta etapa de la vida es fácilmente tratable.

A estas edades los defectos visuales pasan desapercibidos para los padres ya que no suelen dar síntomas de alarma y no son detectados, con lo que pueden alterar el normal desarrollo visual del niño. Los grandes defectos visuales, las diferencias de graduación entre un ojo y otro (anisometropías) y los estrabismos de pequeño ángulo de desviación (microestrabismos), pueden alterar mucho el desarrollo visual infantil si no se detectan a edades tempranas, siendo en etapas más tardías un problema de difícil solución.

El ojo vago es una alteración en la maduración de la visión que supone una pérdida parcial de visión de uno o de los dos ojos, pudiendo ser de mayor o menor gravedad. Es un ojo que no ha podido aprender a ver y si no lo tratamos antes de los 8 años el problema es de difícil solución con tratamientos largos y costosos, y con pobres resultados, debido a que los niños por encima de esta edad, cerebralmente, han madurado mucho desde el punto de vista visual. Todos estos problemas unidos a los grandes defectos de refracción como miopías, astigmatismos, hipermetropías, microestrabismos, etc., son detectados por el especialista de Oftalmología Infantil en una consulta rutinaria.

Existen muchos tipos de estrabismos en función de hacia dónde se produzca la desviación. Así, los hay convergentes (hacia adentro) y divergentes (hacia fuera), y verticales (hacia arriba o abajo), acompañándose estos últimos frecuentemente de tortícolis. Además, existen estrabismos menos frecuentes como los estrabismos restrictivos, como por ejemplo el síndrome de Duane, el síndrome de Brown o los estrabismos que acompañan a veces al hipertiroidismo y grandes miopías.

¿Necesitas información?

*Debe rellenar todos los datos SOLICITAR INFORMACIÓN Enviar

Todos los niños deben de ser revisados, aunque no se les note nada, hacia los 3 años de edad, y en cualquier caso siempre antes de los 4 años

¿Podemos ayudarte? Siempre vamos a estar al otro lado cuando nos necesites.

Contacto Innova Ocular La Arruzafa 957 40 10 40

HorarioL-V 08:00h-22:00hS: 09:00h-14:00h

info@hospitalarruzafa.com

DIRECCIÓN Avda. La Arruzafa, 9, Córdoba

Contáctanos
*Debe rellenar todos los datos Enviado Enviar
Solicita información

Contacto Innova Ocular La Arruzafa 957 40 10 40

HorarioL-V 08:00h-22:00hS: 09:00h-14:00h

info@hospitalarruzafa.com

DIRECCIÓN Avda. La Arruzafa, 9, Córdoba


Solicitud recibida correctamente

Te contestaremos tan rápido como sea posible